ACEITES

El aceite de CBD sigue siendo una de las formas más habituales de consumir CBD. Es fácil de dosificar y, dependiendo del aceite portador, proporciona numerosos beneficios nutritivos secundarios. Tampoco se necesita mucho para sentir sus efectos; unas gotas a lo largo del día son suficientes para potenciar el bienestar.

Filtros activos